Claves para mejorar la eficiencia energética

Desde EDICOM trabajamos por la eficiencia energética como pieza fundamental para un desarrollo sostenible y responsable con el medio ambiente. José Perelló, Maintenance Manager, nos explica las claves.

El día 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente. Desde EDICOM trabajamos por la eficiencia energética como pieza fundamental para un desarrollo sostenible. Hemos hablado con José Perelló, Maintenance Manager, para conocer cómo trabajamos desde la empresa para mejorar la eficiencia energética.

JOSÉ PERELLÓ: “La eficiencia energética en cualquier edificio se basa en tres pilares fundamentales. El primero de los pilares es la envolvente térmica, esto empieza incluso antes de construirse el edificio, en la fase de diseño. Contamos con un equipo externo de arquitectos, aparejadores e ingenieros que, además de hacer edificios bonitos y funcionales, también son muy eficientes.

La mayor parte de las fachadas de EDICOM son acristaladas, con ello, conseguimos una elevada iluminación natural. Estos acristalamientos están basados en un doble cristal con una lámina de protección solar de alto rendimiento. En las zonas con mayor radiación solar tenemos una doble piel ventilada que evita la transmisión de calor entre dentro y fuera del edificio. En el resto de paredes tenemos unos aislantes de última tecnología que evitan tanto la salida de calor en invierno como la entrada de calor en verano.

Equipos e instalaciones eficientes

Otro de los pilares son los equipos e instalaciones eficientes. El clima es uno de los mayores consumidores de energía en cualquier edificio, por lo tanto es importante tanto que las paredes estén bien aisladas como que los equipos tengan un alto rendimiento.

Otro de los mayores consumidores es la iluminación. Tenemos el 100% LED o con una relación lumen/vatio muy alta. Por último, también tenemos unas baterías de condensadores para aprovechar al máximo la potencia absorbida por el edificio. Dentro de este pilar, tenemos dos tipos de acciones, las operacionales, las que engloban por ejemplo: la automatización de las instalaciones, los sensores que tenemos en zonas de poco paso para evitar que se queden encendidas o el apagado del clima en las salas que ya no se están utilizando. Y luego la instalación de fotocélulas para el alumbrado exterior que conecta cuando sea necesario y equipos que apagan el 50% del alumbrado exterior cuando deja de serlo.

Minimización de residuos

El siguiente punto es el sistema de control de consumo. Tenemos repartidos por todo el edificio registradores de energía eléctrica que nos indica qué zonas consumen más electricidad y nos dan a estudio si es necesario o no ese alto consumo. El sistema de climatización funciona de 23 a 27 grados en verano y de 21 a 24 grados en invierno tal y como indica el INSST.

El tercer pilar son las instalaciones renovables. Contamos con cargadores para coches eléctricos, cargadores tanto para bicicletas como para motos y patinetes eléctricos, y un parking para bicicletas con lo que fomentamos un transporte a nuestras instalaciones más ecológico.

También contribuimos a la eficiencia energética de forma indirecta minimizando los residuos. Dejamos de utilizar vasos de plástico para utilizar corporativos y reutilizables. También equipos tecnológicos que ya no utilizamos nosotros los donamos para evitar residuos. Además de reciclar papel, cartón, baterías, pilas y pequeño material informático”.